Entrenamiento de la seleccionargentina en el predio de AFA 10_09_2016 Foto Anibal Greco
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Macarena Cabrillana: Creo que mi historia de vida puede ayudar a otras personas

La principal raqueta femenina en tenis de silla de ruedas del país habló para el sitio oficial de la ITF a días de su estreno en el Abierto de Australia.

FOTO: SERGIO LLAMERA/ ITF

La tenista nacional Macarena Cabrillana (12ª del mundo en tenis sobre silla de ruedas) entregó sus sensaciones de participar por primera vez en el Abierto de Australia y dijo que su historia de vida puede motivar a otras personas.

Carbrillana quedó parapléjica en 2008 luego de un intento de suicido y después se dedicó íntegramente al tenis.

La depresión lamentablemente es algo de lo que no se habla y es algo más común de lo que se cree. Yo tuve que llegar a un extremo para darme cuenta de que es una enfermedad como cualquier otra, que uno necesita ayuda médica, familiar, psicológica y que está bien pedir ayuda”, dijo a la página oficial de la Federación Internacional de Tenis.

Agregó que “en la sociedad y por el ritmo de vida que llevamos muy rápido, tenemos que ser eficientes, solucionar todos los problemas y ser superhéroes, prácticamente. Mi historia de vida creo que puede ayudar a otras personas para que no tengan que llegar a eso”.

Sobre su llegada al mundo del tenis, expresó que fue el deporte el que “me eligió a mí. Como parte de mi rehabilitación entré al Instituto Teletón y dentro de los talleres que había allí, había talleres deportivos y en uno de esos me propusieron el tenis. Me enamoré de este deporte desde el primer día”.

Se trata de poder ir abriendo camino, de mostrar que sí se puede. Para llegar hasta acá no es un camino fácil, hay que trabajar mucho. Es un camino muy bonito, con muchas satisfacciones y mucho aprendizaje. Conocer tantas personas, culturas y de muchas experiencias dentro y fuera de la cancha”, añadió.

Imagen foto_00000016

En relación a su histórica participación en Australia, señaló que “clasificar para un Grand Slam es un sueño. Muy lindo, una experiencia muy bonita (…) Tengo un equipo y gente maravillosa que me apoya en mis aventuras”.

“Todas las jugadoras son buenas. Desde el primer partido, todos son finales. Hay que dejar todo. La cabeza, la estrategia, estudiar a tu rival, los pequeños detalles marcan una diferencia. Mi propósito es estudiar cada partido, ir ronda a ronda”, recalcó.

Por último, sobre sus próximos desafíos manifestó que “cuando consiga el top 10, mi objetivo será el top 5. Es una meta muy ambiciosa, nadie en mi país, a nivel femenino en tenis silla lo ha conseguido, pero la historia está para romperla. Mi techo no ha llegado, puedo mejorar mucho”.

Fuente: Al Aire Libre

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email