Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Puntos o nivel: un sano equilibrio

Por Rodrigo Valdebenito, Gerente Técnico - COSAT.

Dentro de los temas importantes de la formación de un jugador de tenis están las distintas etapas en que se va desarrollando, y cuál es el tipo de calendario más adecuado para un jugador de corta edad.

Hace unos años la Federación Internacional de Tenis (ITF) cambió la forma de enseñar el tenis (Play and Stay y Tennis 10), y ahora se considera que los jugadores menores de 10 años no deberían jugar en cancha grande ni usar pelota normal sino hasta haber completado su formación en cancha y pelota roja, naranja y verde, y hay circuitos muy bien hechos que forman al igual que entretienen a grandes y chicos. Sin embargo, el egreso del mundo del Tennis 10 a veces puede confundir: ahora que tienen edad para jugar en cancha y pelota normal, y hay un ranking nacional de 12 años… ¿cuánto debo jugar, y qué?

Si bien eso naturalmente depende de la decisión de familia y jugador, hay ciertas cosas que podemos usar como guía. Actualmente ITF considera que los chicos no deben vivir un exceso de presiones a la hora de ir encantándose con el tenis: están prohibidos los rankings federados oficiales para menores de 10 años, y los de 12 años solo están permitidos a nivel nacional. Recién a los 14 años tenemos un ranking sudamericano (el de COSAT), y a los 18 años los chicos enfrentan su primer ranking mundial (ITF Junior). Insertarse en cada uno de estos circuitos requiere viajes, planificación y un gran esfuerzo familiar.

Y esto también crea dudas. ¿Cómo saber cuál es el mejor circuito para mi jugador? Se recomienda que los jugadores que destacan a nivel nacional en 14 y 16 años jueguen el Circuito Sudamericano de COSAT en lo que técnica y económicamente sea posible, mientras que los jugadores menos trascendentes a nivel nacional disputen las etapas en su propio país con algún viaje a un país vecino mientras van mejorando su nivel, para ir adquiriendo experiencia y conociendo nuevas realidades. Y aquí es donde mucha gente piensa que el único elemento que permite distinguir si se está jugando en el nivel que le corresponde es el ranking. Y no es así.

Salvo los mejores jugadores a nivel continental, lo normal es que cuando un jugador destaca a nivel nacional y sale a jugar torneos internacionales descubra que el nivel no es el mismo en todos los países, y que hay escenas nacionales más fuertes que otras. He escuchado gente decir que solo hay que elegir los torneos más fáciles para obtener más puntos, y también que solo hay que elegir los torneos más difíciles para que la exigencia vaya mejorando al jugador. Lamentablemente ambas cosas son extremos, y lo correcto está en algún punto intermedio.

Los puntos y el ranking son útiles como camino para alcanzar una meta, ya sea una clasificación, una beca, una nominación a una selección o simplemente para alcanzar un logro de importancia personal. Pero no son lo único: un jugador necesita sumar puntos pero también tener experiencias importantes, con rivales difíciles, que le permitan entender mejor qué le falta en su desarrollo y qué debe mejorar para llegar a los torneos que quiere jugar. ITF sugiere que una proporción de 2:1 es la ideal en este caso (es decir, dos victorias por cada derrota en una gira). Una proporción mayor de victorias significa que está listo para una competencia más exigente, y una proporción mayor de derrotas implica que todavía no estamos para ese nivel y hay que buscar una competencia más adecuada, que permita aprender pero también tener la chance de aprender a competir y a manejar el partido para poder ganar.

En términos simples: el jugador que solo gana o es muy, muy bueno, o está en una competencia que no le exige al máximo y eso podría generar un desarrollo incompleto. El jugador que solo pierde está jugando con rivales demasiado superiores y eso tampoco le permite aprender, estancándose en un momento en que necesita mejorar.

Cuando uno está en estos casos debe hablar con su entrenador y ver qué alternativas hay para seguir desarrollándose mejor. Y también entender que el ranking en un junior no lo es todo: es útil e importante, pero mientras más joven sea el jugador es mejor trabajar en mejorar el nivel de juego, y en el gusto por aprender a competir bien, que estar pensando en diez puntos más o veinte puntos menos. Ya habrá tiempo más adelante para eso.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Ranking Federado

Sistema de Ranking Federado

Ingresar

Noticias Recientes

fulltenis